Skip to Main Navigation
Descargar el informe

Conectar al mundo

La infraestructura de datos

La naturaleza digital de los datos modernos hace que la infraestructura sea un requisito previo para recopilar, intercambiar, almacenar, procesar y distribuir datos. Para aprovechar todo el valor económico y social de los servicios de datos modernos se requiere una infraestructura digital que sea universalmente accesible y que, al mismo tiempo, ofrezca una velocidad de internet adecuada a un costo accesible. Aun así, el mundo en desarrollo se está quedando rezagado, con grandes diferencias evidentes entre las personas ricas y pobres en lo que respecta a la conectividad de banda ancha, al mismo tiempo que está surgiendo una brecha considerable entre los países ricos y los pobres en cuanto a la disponibilidad de la infraestructura de datos. Hacen falta políticas de infraestructura bien diseñadas para revertir estas tendencias adversas.

La infraestructura de datos forma una cadena de suministro que se origina en centros de almacenamiento de datos mundiales y centros de procesamiento de datos (conocidos como plataformas de computación en la nube). Desde allí, los datos pasan por puntos de intercambio de internet (IXP) para su transferencia entre los diferentes usuarios. Luego, los flujos de datos ingresan a los países y salen de ellos a través de una red intercontinental de cables submarinos. Una vez en suelo nacional, los datos se distribuyen a través de redes dorsales nacionales de fibra óptica y de microondas, hasta alcanzar una ubicación próxima para la distribución a las comunidades locales. Finalmente, los datos se intercambian con personas, empresas e instituciones públicas a través de líneas fijas o señales móviles y, cada vez con mayor frecuencia, con máquinas inanimadas, cámaras y sensores conectados a internet mediante la internet de las cosas (IdC).

Las personas y los países pobres afrontan desigualdades considerables en su capacidad para acceder a la infraestructura de datos. Para participar en la economía de los datos, las personas necesitan conectividad a internet. Amplios sectores de la población permanecen excluidos del acceso a internet: especialmente las personas pobres, las que no recibieron educación, los adultos mayores, quienes viven en zonas rurales y, en algunas partes del mundo, las mujeres. Esta compleja situación refleja los desafíos de la oferta en relación con la implementación de la cobertura de las últimas tecnologías móviles, así como también los obstáculos de la demanda, que evitan que los potenciales usuarios accedan al servicio incluso cuando está disponible. Asimismo, en vista de los crecientes volúmenes de datos que sustentan la actividad social y económica, la conectividad solo es significativa si se puede proporcionar a un costo asequible y a una velocidad adecuada.

Las personas

Brechas

El déficit de conectividad digital en el mundo en desarrollo se puede entender en función de tres tipos de brechas diferentes. La brecha de cobertura hace referencia a que la infraestructura digital de última milla aún debe llegar a todas las zonas habitadas. La brecha de uso hace referencia a que, aun si se dispone de cobertura, el uso del servicio por parte de la población afectada, en general, no será universal. La brecha de consumo hace referencia a que, incluso cuando las personas utilizan el servicio, el consumo de datos, por lo general, sigue siendo relativamente bajo.

Ingreso bajopaíses}Brecha de cobertura% de personas con cobertura66%34%Ingreso altopaísesBrecha de cobertura% de personas con cobertura99%1%

Fuente: Banco Mundial (2019), "Innovative Business Models for Expanding Fiber-Optic Networks and Closing the Access Gaps", Alianza para el Desarrollo Digital, Banco Mundial, Washington, DC.

Cerrar la brecha de cobertura

En 2018, más de 600 millones de personas no tenían acceso a internet, muy lejos de la meta del Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas del acceso universal y asequible a internet para 2020. La mayoría de estas personas sin conexión vive en países de ingreso bajo. Según estimaciones, para lograr el acceso universal a internet de banda ancha de aquí a 2030 se requerirá una inversión de aproximadamente USD 100 000 millones tan solo en África. Cerrar la brecha implica reducir los costos minoristas, generar competencia a nivel de la red troncal, permitir el uso compartido de infraestructura, mejorar la disponibilidad y asequibilidad del espectro, aprovechar las nuevas tecnologías y reformar los fondos de servicio universal.

Abordar la brecha de uso

De los 3800 millones de personas que no usaron internet en 2018, 3100 millones vivían en una zona con una señal de banda ancha móvil. Los esfuerzos del Gobierno para brindar un acceso universal al servicio se han centrado tradicionalmente en poner fin a la brecha de cobertura mediante la implementación de la cobertura en el lado de la oferta, pero estas políticas deberían reorientarse, cada vez más, hacia la eliminación de los obstáculos por el lado de la demanda que limitan la penetración del servicio, creando así una brecha de uso tan considerable. Esto implica focalizarse en los segmentos desatendidos más críticos, abordar el problema generalizado de la falta de alfabetización digital y lograr que los dispositivos digitales y los servicios de datos sean más asequibles.

Reducir la brecha de consumo

Incluso entre las personas que se conectan a internet y se suscriben a los servicios de datos, sigue existiendo una amplia brecha de consumo en el uso de datos móviles en las distintas regiones y los diferentes niveles de ingreso de los países. La brecha de consumo es aún mayor si se considera la banda ancha fija. La cantidad de suscripciones a la banda ancha fija es mucho más alta en las economías de ingreso alto, y debido a los planes de datos más favorables, estas suscripciones respaldan niveles de consumo mucho más elevados que las suscripciones a la banda ancha móvil, potencialmente de hasta 100 veces más. Cerrar la brecha de consumo implica resolver las limitaciones de asequibilidad y abordar las restricciones técnicas, como la lentitud de internet.

Nota: Los indicadores se definen de la siguiente manera: la brecha de cobertura es el porcentaje de la población que vive fuera del alcance de una señal de banda ancha; la brecha de uso es el porcentaje de la población que no utiliza internet a pesar de vivir dentro del alcance de una señal de banda ancha; la brecha de consumo es el déficit entre el consumo promedio de datos y la norma propuesta de 5 GB por mes en términos porcentuales.

Asequibilidad

Muchos usuarios de internet en los países de ingreso bajo y mediano restringen el uso de datos móviles debido a limitaciones de asequibilidad. Una encuesta realizada en 11 países emergentes concluyó que un promedio del 48 % de los encuestados tenía dificultades para pagar el uso de datos móviles, y un 42 % restringía de forma frecuente u ocasional la cantidad de datos que utilizaba. En lugar de comprar grandes cantidades de datos mensualmente, los usuarios los compran en pequeñas cantidades cuando tienen el dinero.

Ingreso bajopaíses}Compra de un teléfono inteligenteCosto como % del ingreso mensualpromedio* Ingreso mediano altoIngreso mensual promedio80%Ingreso altopaísesCompra de un teléfono inteligenteCosto como % del ingreso mensualpromedio* Ingreso mediano altoIngreso mensual promedio13%

Asequibilidad de los teléfonos

Las personas pobres que quieran aprovechar el acceso a internet primero deben tener la posibilidad de comprarse un dispositivo móvil. Según un estudio de la Alianza para un Internet Asequible, el costo de un teléfono inteligente de gama baja, de USD 42, supera el 80 % del ingreso mensual de los países de ingreso bajo. Los impuestos, aranceles de importación y otros cargos también afectan la asequibilidad de los dispositivos. A pesar del bajo poder adquisitivo de sus poblaciones, los países de ingreso bajo imponen, en promedio, los derechos de aduana más altos sobre los teléfonos móviles, agregando un 7 % a los precios en promedio.

Asequibilidad del plan de datos móviles

Lo que es un nivel de gasto asequible en servicios de datos ha sido objeto de cierto debate. La Alianza para un Internet Asequible estableció un umbral de asequibilidad normativo del 2 % del ingreso mensual vinculado con un umbral de consumo normativo de 1 gigabyte por mes. Posteriormente, la Comisión sobre la Banda Ancha de las Naciones Unidas adoptó este umbral. La investigación realizada para este informe sugiere que el umbral de consumo normativo podría ser de 660 megabytes por mes para los servicios básicos, pero casi diez veces mayor si se incluyen las redes sociales y la transmisión de videos.

Fuentes:

Países

Infraestructura

El carácter digital de los datos modernos precisa de infraestructura digital, como requisito previo para recopilar, intercambiar, almacenar, procesar y distribuir datos. Sin embargo, el mundo en desarrollo se está quedando rezagado, y está surgiendo una brecha considerable entre los países ricos y los pobres en cuanto a la disponibilidad de la infraestructura de datos. Hacen falta políticas de infraestructura bien diseñadas para revertir estas tendencias adversas.

Ingreso bajopaíses69%de todos los países de ingreso bajo......tieneal menos 1 IXPGMBLBRTGOHTIBDITZABENRWAGINNPLSOMTCDMWIMLIBFAMDGMOZAFGCODUGACAFETHGNBNERSLESSDSYRTJKYEMPaísessinningún IXPIngreso altopaíses89%de todos los países de ingreso alto......tieneal menos 1 IXPESTNZLLUXLTUTTOSWENORAUSSGPLVAFINCYPCHEIRLNLDAUTSVKDNKSVNPRTCZECHLCANUSADEUFRAHRVKWTPOLPANAREGBRGRCITABELESPJPNISRHUNKORSAUBHRMLTOMNQATURYPaíseswithoutany IXPIXPs per capita0>= 1

Creación de puntos de intercambio de Internet (IXP)

Al mantener el tráfico de datos nacional dentro del país, los IXP pueden reducir la dependencia del ancho de banda internacional, lo que disminuye los costos y aumenta la velocidad de los intercambios de datos. En un estudio sobre América Latina se señaló que los “bits locales” son más económicos que los “bits exportados”, y se determinó que la región gastaba alrededor de USD 2000 millones al año en ancho de banda internacional, una suma que se podría reducir en un tercio mediante un mayor uso de IXP. Los IXP reducen el tiempo que lleva recuperar los datos, lo que mejora la participación del usuario. En Rwanda, es 40 veces más rápido acceder a un sitio web alojado localmente (< 5 milisegundos) que a uno alojado en Estados Unidos o Europa (> 200 milisegundos).

Desarrollo de centros de datos de colocación

Los centros de datos constituyen un componente vital del ecosistema de la infraestructura digital. En un centro de datos, las computadoras conectadas en red proporcionan almacenamiento remoto, procesamiento y distribución de datos. Los centros son operados principalmente por empresas mundiales de tecnologías de la información (TI), Gobiernos y empresas que alojan los datos de otras empresas (centros de datos de colocación). Los centros de datos abarcan desde pequeñas habitaciones en organizaciones donde los datos se guardan en dispositivos de almacenamiento conectados a servidores informáticos hasta instalaciones gigantes tipo depósito, con miles de servidores organizados en estantes. Los centros de datos de colocación ofrecen muchas ventajas a las empresas, incluido el espacio físico para guardar una cantidad de datos cada vez mayor, la seguridad asociada con los altos estándares de confiabilidad en la industria (ya que casi nunca se cierran) y el fácil acceso a internet debido a su creciente asociación con los IXP.

Creación de “rampas de acceso” a la nube

El procesamiento de datos se está administrando, cada vez más, mediante plataformas ubicadas en la nube, que proporcionan capacidades informáticas avanzadas, además de mejoras significativas en la capacidad y velocidad del procesamiento de los datos. Las rampas de acceso a la nube son conexiones privadas entre los centros de datos y los proveedores de la nube, administradas directamente por estos. Permiten que los clientes interactúen de forma directa con los proveedores de la nube extranjeros mediante IXP nacionales ubicados en centros de datos de colocación sin necesidad de usar internet para acceder a los servicios en la nube, lo que ofrece importantes avances en materia de seguridad, confiabilidad, velocidad y costo.

Fuente: Comini, Niccolo, Sharada Srinivasan y Michael Minges. De próxima aparición. “The Role of a National Data Infrastructure: Internet Exchange Points, Content Delivery Networks, and Data Centers”. Documento de antecedentes, Informe sobre el desarrollo mundial 2021: Datos para una vida mejor, Banco Mundial, Washington, DC.

Velocidad

La velocidad de internet es una métrica clave para entender la calidad del servicio proporcionado. Mientras que en las economías desarrolladas la velocidad de descarga fija generalmente es más alta que la móvil, el escenario en los países emergentes es el opuesto. Esto se debe a que las tecnologías más antiguas respaldan la red fija en muchos países de ingreso bajo y mediano. Aun así, la velocidad de descarga móvil en los países de ingreso bajo sigue estando mucho más rezagada que en los países de ingreso alto.

Velocidad de descarga (Mbps)00303060609090120120150150180180210210Ingreso bajopaísesMadagascarTajikistanNepalTogoLiberiaMaliSomaliaUgandaTanzaniaRwandaEthiopiaHaitiBeninSierra LeoneGuineaBurundiGambia TheAfghanistanMozambiqueSyrian Arab RepublicBurkina FasoMalawiCongo Dem. Rep.Yemen Rep.Ingreso altopaísesSingaporeHong Kong SAR ChinaMonacoSwitzerlandFranceSwedenUnited StatesDenmarkLiechtensteinHungarySpainMacao SAR ChinaCanadaKorea Rep.NorwayLuxembourgNetherlandsNew ZealandPortugalAndorraLithuaniaLatviaJapanMaltaUnited Arab EmiratesPolandChileIsraelBelgiumFinlandSan MarinoPanamaBarbadosGermanyQatarIrelandSlovak RepublicKuwaitSloveniaUnited KingdomEstoniaItalySaudi ArabiaTrinidad and TobagoCzech RepublicAustriaAustraliaUruguayCroatiaOmanBahamas TheCyprusBahrainGreeceBrunei DarussalamSt. Kitts and NevisSeychellesAntigua and Barbuda

Velocidad del plan de datos móviles

De los 24 países de ingreso bajo considerados, solo Madagascar (4 %) tiene una velocidad de descarga móvil promedio de 30 Mbps o más. En contraposición, la mayoría de los países de ingreso alto, es decir, el 88 % de los 58 países considerados, tiene una velocidad de descarga fija de 30 Mbps o más.

Fuente: Speedtest. 2021. “Speedtest Global Index”, Speedtest.

Precio

La cantidad de datos transferidos en la red está aumentando de forma constante y la actual pandemia aumentó la ya creciente tendencia. Según el lugar, los precios del tráfico de datos pueden variar. Como resultado de conectar casi el 90 % de la capacidad de internet, las ciudades en la Unión Europea y Estados Unidos son los centros más económicos para el tráfico de datos.

Costo del intercambio de 10 Gb de datos$0.5$1$2$4$8

Fuente: TeleGeography

Precio de los movimientos de datos

Sigue habiendo diferencias de precios significativas para el intercambio del tráfico de datos. El costo es relativamente modesto en los países de ingreso alto, donde el tráfico es más elevado. Por ejemplo, el costo del intercambio de datos es de aproximadamente USD 0,45 por megabyte por segundo en América del Norte y de USD 0,62 por megabyte por segundo en Londres.

Precio del tránsito IP en los países en desarrollo

Los precios del tránsito en el sur global son mucho más elevados en comparación con la Unión Europea y EE. UU. Son resultado de un flujo de datos desequilibrado que se debe a los ecosistemas digitales menos desarrollados (p. ej., escasa infraestructura interna de datos y poca competencia). Por ejemplo, el costo del intercambio de datos es de aproximadamente USD 2,38 en São Paulo y de USD 5 en Johannesburgo.